Agencia de colocación autorizada nº 1000000040

Entrar


La desescalada de marzo elevó el empleo en 70.800 personas y 146.000 salieron del ERTE

06/04/2021

Los datos de afiliación a la Seguridad Social del mes de marzo muestran los datos contradictorios de esta fase de gran volatilidad económica provocada por las restricciones. En marzo se levantaron las medidas de confinamiento de forma generalizada, lo que permitió una intensa recuperación de los trabajadores en ERTE: a lo largo del mes se reincorporaron a la actividad 146.280 personas que estaban en ERTE. Este dato, por sí mismo, ya supondría un ritmo de creación de empleo próximo al que suele ocurrir en los meses de marzo, aunque algo inferior. Sin embargo, la incorporación de nuevos afiliados mostró claros síntomas de debilidad en marzo, ya que apenas se incorporaron 70.790 personas, cuando en este mes suelen contratarse cerca de 140.000 personas. Si se suman los trabajadores que se reincorporan de los ERTE y los nuevos afiliados, en total son 217.000 trabajadores activos más (datos en media mensual), lo que supone, con gran diferencia, el mejor marzo de la serie histórica.

En términos de actividad, el mes de marzo dejó claramente una reactivación económica gracias a la reducción de las medidas de contención de los meses de enero y febrero. Esto permitió una salida intensa de trabajadores de los ERTE, en especial en la hostelería. Una vez más, se vuelve a constatar que cuando se levantan las restricciones, la actividad se recupera rápidamente, lo que anticipa un fuerte crecimiento cuando la situación sanitaria se normalice. Desde los mínimos de actividad registrados a inicio de febrero, se han incorporado al trabajo unas 400.000 personas, sumando trabajadores que vuelven del ERTE y nuevas contrataciones.

Sin embargo, los datos de nuevos afiliados (hay que recordar que los trabajadores en ERTE siguen siendo afiliados) mostraron una gran debilidad con casi 71.000 nuevos cotizantes a la Seguridad Social. De hecho, si se excluyen los datos de marzo de 2020, cuando estalló la pandemia, se trata del peor marzo desde el año 2013, cuando España estaba sufriendo los últimos coletazos de la crisis del euro. El motivo principal que explica este dato tan pobre es que este año no se han producido las contrataciones habituales de la hostelería para la Semana Santa. Marzo es un mes muy intenso en creación de empleo porque las empresas empiezan a preparar la temporada alta y este año esa preparación se retrasará hasta las puertas del verano. Como consecuencia, el sector de la hostelería ha creado casi 26.000 empleos menos que un marzo normal previo a la pandemia.

Otro de los sectores que ha contribuido a los pobres datos de afiliación es el de la sanidad, que después de las contrataciones extraordinarias de los meses de enero y febrero por la tercera ola, el ritmo se frenó en marzo. El resultado es que se incorporaron 69.200 trabajadores al sector de sanidad y cuidados sociales, 13.000 menos de lo que es habitual en los meses de marzo.

En cuanto a los sectores que no están tan influidos por la evolución de la pandemia, los datos son mixtos, aunque en general, algo peores a los que son habituales en los meses de marzo. Destaca especialmente la industria, que estuvo por debajo de lo normal con la creación de 2.600 nuevos empleos, menos de la mitad de lo que es habitual en esta época del año. Por el contrario, tanto la construcción como las actividades profesionales, científicas y técnicas, dejaron unos datos positivos de creación de empleo en marzo. En concreto, la construcción incorporó a 15.800 personas, lo que es casi 1.000 más de lo normal y las actividades profesionales, científicas y técnicas (servicios de alto valor añadido) crearon casi 7.000 empleos a lo largo del mes, 1.000 más de lo que es habitual.

En total, el número de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18,92 millones de personas, lo que supone casi 86.000 afiliados menos que hace un año. Sin embargo, en marzo de 2020 el número de trabajadores en ERTE superaba ampliamente los 3 millones, mientras que en marzo de 2021 eran ya menos de 800.000 afiliados en ERTE. Esto apunta a que marzo fue el primer mes, desde el estallido de la pandemia, en el que la actividad creció en tasa interanual. En los próximos meses se registrarán crecimientos interanuales muy intensos ya que la base de comparación serán las semanas del 'gran confinamiento'.

Consulta la noticia original AQUI

965870938
Porvilla, 38
03530 - Nucia (la)
(Alicante)
agenciadecolocacion@lanucia.es